Charter IndexCharter Index
Guía de alquiler de yates de lujo en Micronesia

Guía de alquiler de yates de lujo en Micronesia

Remoto, raro y completamente sin refinar, hay una cierta magia exploradora del viejo mundo sobre navegar a los rincones lejanos de Micronesia. En el Océano Pacífico Occidental, los estados insulares que se suman a la mezcla de Micronesia son una colección de culturas antiguas, naufragios, arenas deslumbrantes e increíbles lugares de buceo. No hay menos de 600 islas para saltar, sin mencionar los arrecifes sin explotar y los agujeros de donut y franjas de sitios históricos, cascadas y maravillas culturales. Desde las intrincadas ceremonias tribales de Papúa Nueva Guinea hasta los rincones azules de Palau, Micronesia es pura magia.

Razones para alquilar un yate a Micronesia

Serengeti de los mares

Con Palau apodado el Serengeti de los mares y Papúa Nueva Guinea hogar de toda una serie de restos divinos, no se podría pedir un mejor destino para el buceo. Los paisajes marinos bajo el azul de Micronesia están llenos de vida marina, estanterías sublimes, dramáticos puntos de caída y corales caleidoscópicos. Ya sea principiante o profesional, con infinitas islas y aguas para explorar, el buceo será la actividad número uno para los huéspedes chárter que navegan alrededor de Micronesia.

Encuentros culturales raros

Muchas tribus y comunidades que se pueden encontrar escondidas en las exuberantes tierras de la Polinesia rara vez han sido visitadas por forasteros. Para los huéspedes de alquiler de barcos a los que se les concede acceso, esto le da la oportunidad de participar en algunos encuentros culturales raros. Desde los guerreros Huli Wigmen hasta los bailarines de fuego de Baining, Papúa Nueva Guinea es un destino increíble para ver máscaras de pájaros, los hombres de barro y las mujeres tatuadas de Oro.

Paisajes diversos

Aunque usted puede pensar que Micronesia no es más que azul, los paisajes en realidad pueden ser bastante diversos. Claro, hay playas y agujeros azules en abundancia, pero también hay cumbres y cascadas y aldeas escondidas y ríos que fluyen dulces. Hay islas intactas y otras bulliciosas y pobladas. Hay bóvedas funerarias, lagunas y murallas históricas españolas. En resumen, Micronesia es un tesoro de fascinación interminable que va más allá de la playa.

Damisela nadan en aguas poco profundas en la laguna interior de Palau
Bungalow tradicional con techo de paja sobre el agua de aborígenes autóctonos de Micronesia
Hombre remando su kayak en aguas turquesas claras de una laguna tropical

Dónde Visitar en Micronesia

Papúa Nueva Guinea

Las tierras virginales de Papúa Nueva Guinea, denominadas un destino fronterizo final, están reservadas para verdaderos aventureros. Los encuentros cercanos con comunidades tribales raras exhiben ceremonias sublimes de fuego y danza y disfraces decadentes. La naturaleza endémica corre salvaje que se derrama desde los míticos paisajes de la selva hasta las brillantes aguas azules. Hay restos esqueléticos de barcos de la Segunda Guerra Mundial que esperan ser explorados sumergiéndose en las profundidades, y aguas de arrecife sobrecargadas de vida silvestre acuática.

Palau

Puede ser un punto azul en la tierra, pero Palau da la impresión. Por encima de todo, Palau es una delicia de los buceadores, con un lujoso archipiélago de 200 islas de piedra caliza con lagunas, bosques y safaris submarinos para todos. El Corner Azul de Palau es uno de los lugares más fascinantes para bucear con su caída en las profundidades y sus encuentros cercanos con tiburones de arrecife suaves. Cuando no estás buceando, hay monolitos de piedra que explorar y vuelos panorámicos para encantarte aún más.

Pohnpei

La isla más poblada de la colección, Pohnpei ofrece a los visitantes una mezcla única de cultura y paisaje. Asegúrese de ver las granjas de pimienta y anguila. Invierta en intrincados recuerdos en el pueblo artesanal de Kapinga y visite las ricas rocas de basalto mitológico de Pwisehn Malek.

Cuándo alquilar un yate a Micronesia

Los meses entre febrero y abril y de nuevo en agosto y septiembre son algunos de los mejores momentos para zarpar hacia Micronesia. Durante este tiempo, las lluvias comenzarán a aliviar y la humedad y la temperatura se asientan en agradable armonía. Las estaciones lluviosas en el medio pueden ser pesadas y pueden dibujar tifones por lo que no es ideal para navegar.