Alquiler de yates de lujo en Micronesia

Guía de alquiler de yates de lujo para Micronesia

Remota, rara y completamente sin refinar, hay cierta magia exploradora del viejo mundo sobre navegar a los lejanos rincones de Micronesia. En el Océano Pacífico Occidental, los estados insulares que se suman a la mezcla de Micronesia son una colección de culturas antiguas, naufragios, arenas deslumbrantes e increíbles lugares de buceo. No hay menos de 600 islas por las que recorrer, sin mencionar arrecifes sin explotar, agujeros de rosquillas y franjas de sitios históricos, cascadas y maravillas culturales. Desde las intrincadas ceremonias tribales de Papúa Nueva Guinea hasta los rincones azules de Palau, Micronesia es pura magia.

Chuuk State, Micronesia
Wreck & Jack, Chuuk, Micronesia
Portrait of the baby green turtle (Eretmochelys imbricata) on the sandy beach

Razones para alquilar un yate a Micronesia

Serengeti de los mares

Con Palau apodado Serengeti de los Mares y Papúa Nueva Guinea hogar de una gran cantidad de naufragios divinos, no se podría pedir un mejor destino para bucear. Los paisajes marinos bajo el azul de Micronesia rebotan vida marina, estantes sublimes, espectaculares puntos de caída y corales caleidoscópicos. Ya sea novato o profesional, con un sinfín de islas y aguas por explorar, el buceo será la actividad número uno para los huéspedes chárter que navegan por Micronesia.

Encuentros culturales raros

Muchas tribus y comunidades que se pueden encontrar escondidas en las exuberantes tierras de la Polinesia rara vez han sido visitadas por extraños. Para los huéspedes de alquiler de yates, esto le da la oportunidad de participar en algunos encuentros culturales raros. Desde los guerreros Huli Wigmen hasta los bailarines de fuego de Baining, Papúa Nueva Guinea es un destino increíble para ver máscaras faciales de pájaros, los hombres de barro y las mujeres tatuadas de Oro.

Paisajes diversos

Si bien puedes pensar que Micronesia no es más que azul, los paisajes pueden ser muy diversos. Claro, hay playas y hoyos azules en abundancia, pero también hay cumbres y cascadas y aldeas escondidas y ríos dulces que fluyen. Hay islas intactas y otras bulliciosas y pobladas. Hay bóvedas funerarias, lagunas y murallas históricas españolas; en resumen, Micronesia es un tesoro de fascinación infinita que va más allá de la playa.

Damselfish swim in shallow water in Palau's inner lagoon
Traditional authentic over water thatched roof bungalow of native local aborigines Micronesian people
Man paddling his kayak on clear turquoise water of a tropical lagoon

Dónde visitar en Micronesia

Papúa Nueva Guinea

Denominadas como destino fronterizo final, las tierras vírgenes de Papúa Nueva Guinea están reservadas para verdaderos aventureros. Los encuentros estrechos con comunidades tribales raras muestran sublimes ceremonias de fuego y baile y disfraces decadentes. La naturaleza endémica se extiende salvaje desde los míticos paisajes de la selva y hacia las aguas azules brillantes. Hay restos esqueléticos de barcos de la 2ª Guerra Mundial a la espera de ser explorados sumergiéndose en las profundidades y aguas de arrecifes sobrealimentadas con vida silvestre acuática.

Palau

Puede que sea un punto azul en la tierra, pero Palau da una buena impresión. Por encima de todo, Palau es una delicia de los buceadores, que cuenta con un lujoso archipiélago de 200 islas de piedra caliza con lagunas, bosques y safaris submarinos para todos. El Rincón Azul de Palau es uno de los lugares más fascinantes para bucear con su caída en las profundidades y sus estrechos encuentros con tiburones arrecifes suaves. Cuando no buceas, hay monolitos de piedra que explorar y vuelos panorámicos para encantarte aún más.

Pohnpei

Pohnpei, la isla más poblada de la colección, ofrece a los visitantes una mezcla única de cultura y paisaje. Asegúrate de ver las granjas de pimiento y anguila. Invierta en intrincados recuerdos en el pueblo artesanal de Kapinga y visite las ricas rocas de basalto mitológicas de Pwisehn Malek.

Cuándo alquilar un yate a Micronesia

Los meses comprendidos entre febrero y abril y otra vez en agosto y septiembre son algunos de los mejores momentos para zarpar hacia Micronesia. Durante este tiempo, las lluvias comenzarán a aliviar y la humedad y la temperatura se sienta en agradable armonía. Las estaciones de lluvia intermedia pueden ser pesadas y dibujar tifones por lo que no es ideal para navegar.

Yates por tipo

Yates a motorYates de vela

Destinos